Soy el tío más infantil que te puedas encontrar
o perder.

Un juguete arreglado
es una sociedad infantilizada
de parejas de usar y tirar
de tirártelas y usarlas.

Los balas perdidas
también tenemos miedo a los flechazos,
pero es difícil hacer el amor y no la guerra
cuando quieres conquistar a alguien.

No hay mayor libertad
que un abrazo
en el que no te sientes atrapado.
No hay mayor preso
que el que cambió su esposa
por echar más leña al fuego
y ahora se siente apegado
y la echa de menos.

Llevamos una diana
y nos apuntan las fechas,
dejamos pasar los daños
mientras el tiempo pasa de risa
hasta que se hace demasiado arde
y buscamos desesperados
la saliva de emergencia.

Cupido es amor,
amor escupido.