Antepongo una verdad molesta
a una falsa modestia,
antes le pongo la cruz
que cargar la
culpa por seguir su flecha

Los pelotas son necesarios
para el juego del trilero,
quita la paja
busca la aguja
sigue el hilo
del titiritero.

Le sacan punta a todo
para clavártelo,
miden tus palabras, tus dichos,
como hace el sepulturero con los nichos:
para cavártelo.

Ninguna gota
ha calmado mi vaso.
Cuando todo se desborda,
es cuando se quitan las poses
es cuando te piden paso.

Ninguna rota
ha colmado mi saco.
Cuando saben quien lo borda,
es cuando pasan de líos
es cuando se quedan en vilo.

Soy responsable de mis actos
no de cómo los interpretas.
A veces te dejo en segundo plano
pero no te montes películas,
para mí sigues siendo la estrella