Me llevó un tiempo entenderlo…

Ella no necesitaba a alguien
que la llevase al fin del mundo,
le bastaba con alguien
que fuese el inicio de su mundo.

No perdía la cabeza
por conseguir un tío que fuese modelo,
prefería un chico
que no fuese un modelo a seguir.

Ella no fantaseaba con carrozas,
ni bailes ni duelos de espadas,
solo con un chico que la rozase
y leyese braille en su espalda.

Tampoco buscaba una historia
de patitos feos y cisnes,
simplemente estaba cansada de pavos reales
que terminaban siendo buitres.

Ella no quería un príncipe,
sino un principio conmigo.

Pero como te he contado
entenderlo me llevó un tiempo,
y el tiempo se la había llevado
cuando por fin lo entendí.