Algunos caminos te llevarán tan lejos
que tendrás que cortar
con las personas
cuerdas
que te ataban.

No tengas miedo.
El cementerio está lleno de valientes
y todos nos estamos muriendo.
Sopesa sonreír y seguir hacia delante
a pesar de las risas que oigas detrás.

No te cortes,
ni te rajes
por miedo a lo que oprimen los demás.
Si te intentan pisar es porque estás subiendo.
Déjalo estar,
acabarán tropezando.

Demuéstrales que eres mejor que ellos,
haz el bien
cuando te hagan el mal.

La vida es la forma más bonita de querer.
Si te quieres,
vive como quieres
no como quieren.